Un servidor proxy es un ordenador que ofrece un servicio indirecto, esto es, los clientes se conectan a otros servicios a través del proxy.

Las ventajas de este sistemas son muy variadas, como controlar una conexión, o, como ahora nos atañe, navegar anónimamente.

El concepto es simple: nosotros nos conectamos al proxy y le pedimos que nos muestre las páginas web. Este servidor se conectará a dicha página y nos mostrará el resultado. Puesto que ha sido el proxy quien se ha conectado, será su IP la que se quede logueda en el servidor web, teniendo la nuestra a salvo. Antíguamente para hacer todo esto era bastante engorroso, había que utilizar programas externos y conocer una lista de proxies que funcionaran.

Hoy en día el método se ha simplificado, una bonita interfaz web te invita a introducir una página web y navegar a través de su proxy, preservando tu anonimato.

  • Anonymouse: Es quizá la más famosa. La versión gratuita viene sin opciones, aunque permite javascript (algo que podría servir para violar nuestro anonimato). Aparece un anuncio en mitad de la página anonimizada bastante intrusivo. El proxy es alemán. También permite subscribirte a grupos de noticias y enviar emails anónimamente. Puede emplearse para descargar más de un archivo por hora con rapidshare, o páginas parecidas. Sin embargo, al ser tan utilizado es dificil que consigas una IP que no haya descargado nada.
  • Ibypass: Su página de inicio te permite personalizar bastantes opciones como rechazar las cookies, invalidar  Javascript o guardar sólo las cookies de sesión. También incluye publicidad intrusiva en la parte de arriba y una barra opcional de configuración abajo de la página anonimizada. El proxy es de Estados Unidos.
  • Anonymizer También uno de los famosos. Tiene por defecto desactivado el Javascript, lo que ayuda al anonimato pero te puede impedir escribir comentarios en muchos blogs. Su proxy es americano y su versión gratuita no incluye publicidad.
  • Megaproxy También con proxy americano, su versión gratuita, pese a no contener publicidad, está bastante capada.
  • W3privacy: sin ningún tipo de opción. Te pone por defecto un gran banner en la parte de arriba de la página, aunque es bastante estética. También es americano. Las páginas con codificación UTF-8 las codifica mal (acentos y tal) y cuando actualizas una página, aparece un cartel de “this page has changed!” mezclado en la página (una chapuza), pero por lo demás bastante sencilla y práctica.
  • 78y: Bastante similar a Ibypass pero con este funciona el rapidshare. tiene publicidad añadida arriba. proxy americano. Con pocas opciones, pero útiles.
  • 75i: clon del anterior, la única diferencia que tienen es que éste tiene la página principal en negro. También funciona bien.

Si usas el Firefox, también puedes instalarte la extensión switchproxy, que te permite utilizar multiples proxies.